Cómo educar adolescentes con valores

Dr. Deanna Marie Mason PhD
Tapa blanda

Ciberacoso, sexting, alcohol, drogas, embarazos no deseados, acoso y fracaso escolar, homofobia, trastornos alimenticios… son algunas de las principales preocupaciones que quitan el sueño a cualquier padre en la actualidad. Sin embargo…

Seguir leyendo

19,90€

Resumen del libro

Ciberacoso, sexting, alcohol, drogas, embarazos no deseados, acoso y fracaso escolar, homofobia, trastornos alimenticios… son algunas de las principales preocupaciones que quitan el sueño a cualquier padre en la actualidad. Sin embargo, estas situaciones o comportamientos pueden evitarse si educamos de forma preventiva a los hijos desde una edad muy temprana. Dra. Deanna Mason explica cómo, a través de las técnicas de paternidad proactiva, los padres pueden prevenir futuros problemas de comportamiento en sus hijos y guiarles en su transición hacia la madurez. Se trata de una guía práctica con herramientas y consejos para educar adolescentes mediante valores y para saber cómo apoyarles o aconsejarles de la mejor forma posible en sus decisiones. El libro presenta situaciones reales a las que se enfrentan los adolescentes, experiencias que ayudarán a que los padres conozcan y entiendan lo que está pasando en el interior de sus hijos y por qué se comportan de determinada manera.

Este es el libro que todos los padres, de niños de cualquier edad hasta la adolescencia, deben leer; es mucho más sencillo prevenir estos problemas cuando los hijos son pequeños que corregirlos cuando ya los tenemos encima. No esperes a que sea demasiado tarde, recuerda que prevenir es mejor que curar.

Cómo educar adolescentes con valores

El capítulo 1 – Explica cómo el rol de un padre evoluciona también durante la adolescencia. En la infancia, los padres pueden supervisar directamente y tomar todas las decisiones relevantes relacionadas con la socialización y el bienestar de sus hijos, pero, durante la adolescencia, deben comenzar a permitir que el adolescente en desarrollo asuma más control y tome decisiones, sufriendo las consecuencias naturales de sus actos, para bien o para mal. Un adolescente necesita práctica para convertirse en un adulto completamente formado y funcional y se valdrá de diferentes guías que le ayuden durante el proceso.

El capítulo 2 – Describe el contraste que pueden percibir los padres entre la edad cronológica de su hijo y su edad de desarrollo. Aunque la edad cronológica se puede medir fácilmente en años, determinar la edad de desarrollo de un niño es más útil en cuanto a evaluar sus capacidades y las expectativas apropiadas al momento específico de su desarrollo. También se incluyen herramientas para distinguir cuándo un niño está actuando de forma inmadura a propósito para evadir su responsabilidad y cuándo un niño aún está en proceso de madurez; estas herramientas, explicadas al detalle, sirven de guía para que los padres puedan enfocar la educación de su hijo de forma efectiva.

El capítulo 3 – Proporciona un resumen del desarrollo del niño de acuerdo con los aspectos físicos, emocionales, intelectuales, psicosociales y morales, con el fin de que los padres puedan comprender de qué es capaz su hijo y qué responsabilidades está preparado para asumir. Cada estadio del desarrollo se describe de forma general y, a partir de ahí, se explican comportamientos y hábitos específicos para evaluar el progreso del niño. El poder de comprender el desarrollo de nuestro hijo es la clave para guiarle hacia el éxito, mediante expectativas claras basadas en sus habilidades y capacidades.

Este capítulo está dividido en etapas, por lo que los padres pueden localizar de forma sencilla la información sobre sus hijos. Estas etapas son:

  • Final de la infancia: niños de 6 a 9 años.
    Preadolescencia: niños de 9 a 11 años.
    Adolescencia temprana: niños de 11 a 13 años.
    Adolescencia media: niños de 14 a 16 años.
    Adolescencia tardía: niños de más de 17 años.

Los capítulos 4 y 5 – Describen cómo los padres dirigen y enfocan las técnicas de paternidad proactiva para obtener los resultados finales deseados, comprendiendo y respetando la naturaleza individual y única de cada uno de sus hijos. El objetivo de la paternidad proactiva es prevenir o limitar los problemas de conducta a la vez que transmitir valores éticos y morales para educar niños felices y sanos. El método no es una panacea universal que hace desaparecer los conflictos en las familias, sino que se basa en técnicas y enfoques que sirven de ayuda a los padres para anticipar cuándo surgirán estos problemas, cómo minimizarlos y qué hacer cuando los niños se dirigen hacia áreas que no encajan en los valores familiares. La paternidad proactiva está diseñada para obtener resultados a largo plazo y, para cumplir con este objetivo, se asienta sobre tres pilares básicos:

  • Fijación de límites y disciplina.
    Técnicas parentales flexibles, es decir, técnicas adaptables a las necesidades de cada familia.
    Sentimiento de confianza y de control.

Cada pilar está ampliamente descrito, con ejemplos que ayudarán a las familias a empezar a ser proactivas. Además, se revisa la importancia de utilizar estos pilares en conjunto para crear una sinergia y una consistencia interna.

El capítulo 6 – Profundiza en la teoría de la paternidad proactiva y describe cómo la enseñanza de los valores éticos y morales apoyada en los tres pilares del método produce resultados a largo plazo. Los padres proactivos relacionan los valores a comportamientos para ayudar a que sus hijos interioricen dichos valores y comiencen a ponerlos en práctica de forma autónoma. Así, es más probable que se comporten con propiedad y tomen decisiones basadas en los valores familiares cuando los adultos no les supervisen, pues serán conscientes de la importancia de sus acciones. Este capítulo también expone las ventanas de desarrollo que facilitan la enseñanza de valores y que mejoran el comportamiento del niño.

El capítulo 7 – Incluye toda la información teórica sobre la que se cimienta el método de Paternidad Proactiva, con el fin de proporcionar unas vías claras y directas para comenzar a utilizar este enfoque. En especial, el capítulo cubre tres principios básicos que ayudarán a los padres a alcanzar su objetivo; educar con éxito a su hijo adolescente en los valores familiares. Estos principios son:

  • Seguridad.
    Coherencia.
    Responsabilidad compartida.

También se presenta un modelo visual de tres círculos que ayuda a que los padres comprendan cómo se relacionan e interactúan estos principios los unos con los otros. Más concretamente, los tres círculos exponen cómo deben adaptar los padres sus técnicas parentales y su disciplina durante la adolescencia, a medida que su hijo madura de la preadolescencia a la adolescencia tardía, todo ello con la ayuda de ejemplos prácticos. En conjunto, estos principios construyen un marco que dirige a los padres hacia una paternidad con coherencia interna que se ajusta a los valores que desean transmitir a sus hijos.

Además, este capítulo menciona a los «adultos emergentes» o adultos cuya edad cronológica se sitúa entre los 19 y los 35 años y que se esfuerzan por ser responsables de sí mismos desde un enfoque personal, emocional, social y financiero, a los que las técnicas de paternidad proactiva pueden impulsar hacia el final de su madurez.

El capítulo 8 – Es una sección especial que afirma que los adolescentes están implicados en su propio desarrollo de forma activa mediante la búsqueda de guías. En muchos casos, eligen a uno o ambos padres como guías, pero en otras situaciones pueden elegir adultos con los que tengan una relación cercana y recíproca. Así, este capítulo proporciona 5 recomendaciones específicas para apoyar el rol de los adolescentes en su propio desarrollo, así como consejos para que los padres dirijan, supervisen y guíen a sus hijos a través de este proceso continuo.

El capítulo 9 – Se centra en el valor de la prevención frente a la corrección; tanto niños como adolescentes necesitan estructura y límites para sentirse seguros a la hora de asumir riesgos, sabiendo que sus padres no permitirían que llegaran más lejos de lo apropiado y lo seguro para ellos. Cuando los niños son consentidos con demasiada influencia, poder, comida, juguetes, etc., se acostumbran a un alto nivel de atención y a una demanda excesiva para todos los miembros de la familia, incluidos ellos mismos. Este capítulo recuerda cómo evitar el consentimiento para educar niños fuertes y satisfechos; además, asegura que la fijación de límites y la disciplina son necesidades educacionales y productivas imprescindibles para fomentar un concepto de sí mismos y una autoestima saludables.

El capítulo 10 – Presenta problemas específicos que influyen negativamente en los adolescentes de hoy en día. Cada asunto se expone y se resuelve con las técnicas de paternidad proactiva apropiadas para que los padres guíen a sus hijos hacia comportamientos positivos y sanos.

  • Salud:
    Consumo de sustancias.
    Dietas no saludables.
  • Educación y trabajo:
    Sentido de fantasía.
  • Internet y redes sociales:
    Sexting.
    Ciberacoso.
    Redes sociales.
    Adicción a videojuegos.
    Uso problemático del teléfono móvil.

En conclusión, el objetivo de este libro es ayudar a que los padres se sientan con la confianza y el control necesarios para ver a sus hijos progresar de la adolescencia a la edad adulta con la preparación necesaria para asumir los retos de la vida y disfrutar de su belleza. La paternidad proactiva permite que cada familia, con independencia de su composición y punto de vista, utilice estas técnicas como guía para que sus hijos aprendan los valores éticos y morales apropiados para dicha familia.

Guía práctica con herramientas y consejos
para educar adolescentes por sólo 19,90€

gravatar

Sobre la Instructora
Paternidad Proactiva
Dra. Deanna Marie Mason PhD
Mas de 20 años de experiencia clínica ayudando a familias: Licenciada en Enfermería, Máster en Práctica Avanzada de Enfermería: Pedriatric Nurse Practitioner y Doctorado (PhD) en enfermería. Profesora universitaria, especialista en educación del paciente, investigadora pediátrica, colaboración con publicaciones científicas internacionales de primer nivel, actividad filantrópica continuada relacionada con la promoción de la salud y el bienestar, esposa y madre de dos hijos.